Sin cubrebocas, fiesteros y preocupados por los aumentos en la Cerveza así se la llevan algunos Apatzinguenses.

Apatzingán, Michoacán.- Ayer se sumó a la estadística una joven presumiblemente de la ciudad de Apatzingán que falleció por una serie de complicaciones entre ellas el COVID-19.

En grupos de Facebook, grupos de “Comunicación” entre habitantes aún externan ser incrédulos ante dicha pandemia, que está afectando a todo el mundo.

Mientras que las grandes cadenas de conveniencia, como Merza, Oxxo, Bodega Aurrera, Farmacia Guadalajara entre otras, se les exige el uso de cubre bocas. Algunos ciudadanos se muestran disponibles para acatar las medidas de cuidado y seguridad, pero un gran porcentaje aún enojados e incrédulos. Tal vez sean aquellos a los que no les ha tocado conocer algún familiar o conocido, víctima de este virus, pues en Apatzingán la estadística menciona 5 casos “CONFIRMADOS”, si confirmados, usted recuerde que las autoridades de salud reconocen que habrá casos que no lleguen aún hospital por complicaciones por lo que solo serán portadores del virus hasta llegar a un diabético, hipertenso, obeso o persona de la tercera edad, para ellos no habrá tregua simplemente les atacará de manera agresiva a su cuerpo.

Empleados de las tiendas anteriormente mencionadas reconocen ha sido un gran problema para la población acatar las medidas. La terquedad de muchos Apatzinguenses, esa que usted y yo conocemos algunas personas bravías con un lenguaje colorido y sintiéndonos indestructibles, se niegan a seguir los protocolos; sin saber que el trabajador no tiene otra opción más que pedirle porte cubre bocas y mantenga su distancia, ¿por qué? ¡Simple! quiere cuidarse, quiere cuidar a su familia, niños, abuelos, esposa, los cuales al llegar más tarde a casa tendrá contacto con ellos.

¿Y LA CHELA?

¡Claro! Apatzingán un gran consumidor de productos cerveceros sigue consumiendo por gusto y otros por necesidad pues el vicio ya es parte de la vida diaria. Ahí es cuando el “inteligente” la sabe armar, pues varias Autolatas esperaron se escaseara el producto en tiendas departamentales para hacer su agosto inflando los precios. A pesar de que los grupos cerveceros por disposición oficial ya no pueden distribuir su producto se aprecia camionetas que trasladan la bebida seguramente de sus bodegas a aquellos establecimientos, pues saben que el vicio es fuerte y al precio que se venda, se comprará.

¿Y LAS FIESTAS?

Pues somos de Apatzingán “VALE” aquí siempre hay fiesta y aun cuando la autoridad ha solicitado evitar concentraciones de personas al mayor, las fiestas se siguen realizando como sin nada, si nada de protección y nada de pudor, aquellas personas que las realizan y los que asisten. ¿Y la seguridad pública? Pues claro ellos están listos para “resguardar” en algunos eventos se ha observado la visita de dicha autoridad pero realmente solo es para cerciorar hasta el momento ningún festejo se detiene.

¿LA ECONOMIA?

Esas si le comento que va empeorando, empresarios de venta de ropa y otros artículos platican que incluso podrá ser el último mes de operación en esos grandes locales del centro, pues no hay venta.

El COVID nos pega a todos lo que no entendemos es que si no guardamos la cordura de no concentrarnos en lugares que en este momento no son esenciales tendremos un gran problema como ya lo tiene Lázaro Cárdenas con grandes cifras y una economía semiparalizada.

Print Friendly, PDF & Email

Comments

comments

Redacción Citadina

Publicado por: Redacción Citadina