Se sentía mi dueño y me amenazó; yo no conocía el gran poder que tenía en Oaxaca: saxofonista agredida con ácido

Juan Antonio Vera Carrizal “decía que era mi dueño, que me iba a hacer un hijo, que sin él yo no era nada, que si lo dejaba Dios me iba a castigar… él se sentía Dios al creer tener el derecho de arrebatarme la vida”; previo al ataque con ácido ejecutado por otra persona, en septiembre pasado en el municipio de Huajuapan, Oaxaca, él realizó “ataques psicológicos: de fea no me bajaba, decía que tantas mujeres lo querían y empezó a amenazarme: que si yo lo dejaba me iba a pasar algo“, narró la saxofonista María Elena Ríos.

En entrevista con Carmen Aristegui este miércoles, la sobreviviente del ataque reconoció a Rubicel Ríos como quien “me vació el ácido“; él, junto con su padre, Ponciano H, fueron detenidos por las autoridades oaxaqueñas en diciembre pasado, ante la ola de indignación que provocó este caso no sólo en el estado sino a nivel nacional.

Pero para María Elena no hay duda: el autor intelectual es Juan Antonio Vera Carrizal, quien no ha podido ser detenido a casi 6 meses de distancia de lo ocurrido, por lo cual cree que tiene un “poder que suponemos que está ejerciendo” en el estado; antes del ataque, luego de que le dijo “ya no quiero estar contigo”, él le advirtió “que la pensara dos o tres veces porque yo no conocía el gran poder que él tenía, económico y político, en Oaxaca”. 

Ante ello, hizo un llamado al presidente AMLO “a que le dé el lado a las mujeres, que él ordene la detención inmediata de mi agresor, Juan Vera”, además de que pidió que el canciller Marcelo Ebrard “me ayude boletinando su verdadero rostro, ya que la fiscalía de Oaxaca no difundió el rostro correcto“. Es más, no sólo no corresponde la foto -pues el sujeto se hizo cirugías en la cara- sino tampoco la estatura que se consigna (“1.70 aprox”).

Aquí lo que refiere la víctima:

“No me quieren hacer justicia, lo están encubriendo”, consideró María Elena. “Este 9 de marzo cumplo 6 meses y no me han hecho justicia”.

“¿Cómo es posible que esta ola de violencia contra las mujeres esté quedando impune?”, preguntó.

A Juan Vera lo calificó como una “persona totalmente misógina”, “no sé por qué no han podido hacer la geolocalización” ya que las autoridades “tienen los elementos necesarios” para hacerlo.

“Ya me estoy frustrando y hartando de esta situación”, confesó.

Y es que “no solamente es una agresión a mi persona, el día de la agresión, mi madre también fue agredida, ella tiene quemaduras, también fue quemada, cosa que no hacen saber las autoridades también”.

“Me han dado un botón de pánico, no digo que no sirva pero está en sus posibilidades que me den una mejor seguridad”, sostuvo.

En la entrevista en Aristegui en vivo también estuvo su abogada, Ana Katiria Suárez, quien aseveró: “mientras este sujeto siga en libertad, María Elena está en riesgo de muerte”.

La defensora señaló que en Oaxaca “hacen diligencias buscando sin querer encontrar”, por lo que “suponemos que está ejerciendo su poder este sujeto, perverso agresor, en su propio estado”.

“Hemos solicitado la atracción del caso por parte de la FGR, que Gertz abrace el caso por la evidente imposibilidad del estado oaxaqueño para localizarlo”, dijo. Añadió que la CNDH ya lo atrajo. 

“Sabemos que (Vera) está dentro del país porque tiene diferentes casas en diferentes estados”, reveló.

Anotó que el sujeto es dueño de varios medios de comunicación en Oaxaca y tiene 12 gasolineras.

Ante esto último, María Elena apuntó que “el tipo de químico que me echaron era ácido sulfúrico, que se usa para petroquímicos… ¿quién tiene acceso a petroquímicos?”, dijo al recordar que Vera es un empresario gasolinero.

Por ello “no hay la menor duda de que es el responsable final” y aclaró que “no es una pelea contra los hombres, solo estamos pidiendo igualdad y respeto”.

“Yo desde un momento hice el señalamiento directo a él porque mantuve una relación sentimental, al principio muy amable, muy atento, linda persona, llegué a quererlo, pero fue siendo agresivo, adquiriendo cierto poder sobre mí mediante amenazas”, contó.

Para la saxofonista, Vera pudo haber planeado el ataque desde abril, porque incluso le preguntó si ella conocía a Rubicel Ríos, con quien tiene el mismo apellido pero no es nada.

“Si esta persona demente fue capaz de planearlo porque lo planeó, ¿qué me puedo esperar del resto de su familia? Hago un llamado al presidente: que nos den protección no solamente a mí y a mi familia… a mí me cambiaron la vida, lo estoy viviendo en mi propia piel”, expuso.

Tras el ataque, María Elena le llamó a Vera: “le dije: me vaciaron ácido en la cara, fuiste tú, se rió de mí” y le dijo que iba “para allá”; “¿cómo sabe dónde estaba?”.

“Hasta dónde llegó su idea enferma de que yo me metía con otros hombres”.

“A mí esa cuarta transformación no me está tocando, al contrario me está dando la espalda”, comentó, “porque no hay justicia”.

Con este ataque, precisó, “perdí toda la piel de mis brazos y mi cara que ahorita se está recuperando”.

 

 

fuente: Aristegui Noticias

Comments

comments

Redacción Citadina

Publicado por: Redacción Citadina