Gobernadores aliancistas y empresarios regios: juntos para derrotar a AMLO y a Morena en 2021

Las confrontaciones entre los diez gobernadores que integran la Alianza Federalista y el gobierno de Andrés Manuel López Obrador ya subieron un escalón. Y es que los políticos aliancistas buscan romper la mayoría del partido del partido creado por el mandatario (Morena) en las elecciones de 2021.

De acuerdo con la columna que escribe el periodista Salvador García Soto en El Universallos gobernadores se han acercado a un grupo de empresarios de Monterrey con los que dialogan sobre una estrategia conjunta hacia los comicios federales de 2021, en la que el eje principal sería una “alianza de facto” con candidaturas apoyadas indistintamente por los votos del PRI, PAN, PRD y MC.

El columnista asegura que el discurso será exhibir y denunciar “la fallida e irresponsable estrategia contra el Covid19” del gobierno lopezobradorista y responsabilizarlo de los miles de muertos y de casi un millón de contagiados.

García Soto destacó que la estrategia sería similar a lo que hizo Joe Biden en Estados Unidos para derrotar a Donald Trump. En México se buscaría el llamado “voto de castigo” hacia el gobierno de López Obrador y su partido Morena por las cifras de muertos y contagios que colocan a México como uno de los países con mayor mortalidad y con menos control sobre el Covid a nivel internacional.

El periodista destacó que a través de intermediarios, los mandatarios aliancistas han hecho contacto con algunos de los poderosos empresario regios que están interesados en influir en la próxima elección y han comenzado a armar una estrategia en la que los gobernadores ofrecen 30% de candidaturas para el grupo empresarial del norte y una alianza de partidos (PRI, PAN, PRD y MC) para postular y apoyar candidatos comunes en al menos 100 distritos estratégicos de la República con los que se puede quebrar el actual dominio legislativo de Morena.

Salvador García Soto resaltó que “siguiendo el consejo que les dio el mismo presidente en una de sus conferencias mañaneras, donde les dijo que si querían cambiar las leyes de coordinación fiscal ‘primero ganen la mayoría en el Congreso’, los gobernadores de Jalisco, Nuevo León, Chihuahua, Guanajuato, Tamaulipas, Coahuila, Aguascalientes, Michoacán, Durango y Colima; trabajan en una estrategia conjunta para que sus partidos hagan alianzas de facto y postulen a los candidatos mejor posicionados en cada distrito”, sin importar de qué partido sean.

Por su parte, los empresarios apoyarían con financiamiento a las campañas en cada uno de los 10 estados, a cambio de que les garanticen una cuota del 30% de candidatos propuestos por los industriales regios.

Resaltó que según los cálculos de la alianza de facto, la apuesta es a 100 distritos, aunque en el escenario menos favorable consideran que con ganar 80 distritos electorales se acaba automáticamente con el control que ejerce Morena en San Lázaro, y con un bloque opositor sólido, que enfrente al partido oficial en la próxima legislatura, podrían no sólo modificar el Presupuesto Federal sino revertir algunas reformas a leyes secundarias y frenar incluso nuevos intentos de reformas constitucionales.

Otra de las estrategias de los gobernadores aliancistas es la realización de foros en sus estados en las que denunciarán e insistirán en que la Federación les está disminuyendo los recursos a sus entidades, con lo que peligra la atención de las necesidades de sus habitantes. La intención es motivar un rechazo al gobierno federal y a la figura del presidente por no atender los reclamos ni las necesidades de los habitantes de la República.

Ayer en Tamaulipas, el gobernador panista Francisco García Cabeza de Vaca organizó el primero de estos foros denominado “Diálogo con Sectores de la Sociedad de Tamaulipas sobre el Nuevo Federalismo”, en el que se expuso ante unos 30 líderes de sectores estratégicos de la entidad que “hay una disminución de 7 mil millones de pesos de parte de la Federación” para la entidad, la cual recibe un “trato injusto” de la Federación en los recursos que recibe en comparación con los impuestos y recaudación que genera.

El periodista destacó que se trata del inicio de la estrategia que replicarán los 10 estados aliancistas para mantener vigente, de aquí a las campañas, su discurso en contra del centralismo fiscal.

Salvador Gracía Soto concluyó diciendo que “la Alianza Federalista ya no sólo es un grupo de mandatarios estatales que busca un nuevo Pacto Fiscal y una revisión del Convenio de Coordinación entre los estados y el gobierno central; ahora también es un bloque electoral que, aliado con algunos de los empresarios más ricos de Monterrey, harán un frente electoral común con un objetivo concreto y claro: acabar con la mayoría legislativa de Morena y con ello buscar el descarrilamiento de la ya afectada 4T”, finalizó.

Print Friendly, PDF & Email

Comments

comments

Publicado por: Redacción Citadina