Estas son las condiciones que deberán cumplir las empresas para reabrir con la Nueva Normalidad

Antes de cerrar por la pandemia, empleados de la Ark de México trabajan en una fábrica de ensamblaje que fabrica mazos de cables y componentes eléctricos para la industria del automóvil, en Ciudad Juárez, Chihuahua Foto: REUTERS / Jose Luis Gonzalez

La mañana de este miércoles en la conferencia del presidente Andrés Manuel López Obrador en Palacio Nacional, gobernadores y secretarios de gobierno federales explicaron las diversas etapas para la reincorporación de actividades, lo que denominaron “Nueva Normalidad”.

La secretaria de Economía, Graciela Márquez, anunció que el próximo 18 de mayo se iniciará la reapertura económica en los “Municipios de la Esperanza”.

La funcionaria presentó las tres fases con las que cuenta el plan para “nueva normalidad” del Gobierno federal, el cual iniciaría en la primera fase con las zonas en las que no hay contagio y no tienen colindancia con municipios en los que hay sí hay alta transmisión casos de Covid-19.

Abundó que para la segunda etapa se elaboran por empresa protocolos sanitarios para el reinicio seguro de actividades; capacitación de personal para seguridad en el ambiente laboral; readecuación de espacios y procesos productivos, así como filtros de ingreso, sanitización e higiene del espacio laboral.

Foto: Gobierno de México.

Todas las empresas y establecimientos aplicarán medidas sanitarias de manera obligatoria en el entorno laboral, las cuales serán emitidas por la SSa, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS).

La implementación del semáforo para la reactivación a partir del primero de junio –tercera etapa- se dará por regiones en función de cuatro colores: rojo, naranja, amarillo y verde, con cuatro categorías: medidas de salud pública y del trabajo, laborales (esenciales y no esenciales), espacio público (abierto y cerrado), personas vulnerables y escolares.

Foto: Gobierno de México.

Cuando el semáforo está en rojo, solo se permitirán actividades esenciales, agregando minería, construcción y fabricación de transporte.

El semáforo en naranja permite más actividades a realizar. Se permitirán actividades esenciales y no esenciales. “Es moverse un poquito de la situación del rojo; las personas vulnerables podrán regresar a las actividades, pero con máximo cuidado”, explicó.

Foto: Gobierno de México.

El semáforo en amarillo implica una ampliación de actividades sin restricción. Podrán operar todas las actividades esenciales y no esenciales, aunque sí habrá restricciones en espacios abiertos y cerrados.

En verde implica seguir las medidas de Salud Pública y de Trabajo, permitirá todas las actividades esenciales y no esenciales, actividades en espacios públicos, y reanudan, de manera normal, las clases. Márquez detalló que hay 269 municipios en 15 entidades del país en los que se prevé iniciar esta primera etapa del plan y que permitiría que el regreso de las actividades en los espacios educativos, laborales y públicos.

Foto: Gobierno de México.

Indicó que para iniciar esta etapa en los casi 300 municipios entre el 14 y el 17 de mayo se implementarán cercos sanitarios.

La segunda etapa de este plan, explicó la titular de Economía, se llevará a cabo entre el 18 y 31 de mayo y constará de la preparación para la reapertura general y la consideración de las industrias de la construcción, de la minería y de la fabricación de equipo de transporte como actividades esenciales.

Foto: Gobierno de México.

En tanto, la tercera etapa está programada para el 1 de junio con la implementación del sistema de semáforo por regiones para la reapertura de actividades sociales, educativas y económicas.

El secretario de Salud, Jorge Alcocer, aseguró que «el plan de reactivación económica cumple con los criterios de seguridad y certidumbre; se privilegió la salud de los mexicanos”.

Por su parte, Luisa María Alcalde, secretaria del Trabajo, indicó que las empresas deben realizar protocolos para poder regresar a las actividades. “La nueva normalidad quiere decir que trabajadores como empleadores deben aplicar estos mecanismos”.

López Obrador dijo que, aunque hubo consenso con los gobernadores para realizar el Plan de la Nueva Normalidad, su puesta en marcha es voluntaria y no habrá controversia con los estados o municipios que no consideren llevarlo a cabo, sin embargo, confió en la responsabilidad de los ciudadanos.

Foto: Gobierno de México.

“Estamos en un momento estelar de la democracia en México, por eso no vamos a en esta etapa a variar, es decir, no van a aplicarse medidas coercitivas, nada por la fuerza todo por la razón y el derecho. Este plan es de aplicación voluntaria, confiando en la responsabilidad de la gente y garantizando las libertades en lo más amplio posible”, expresó el mandatario.

Si hay una autoridad municipal , estatal, que de acuerdo a las características propias de cada región, de cada estado, decide que no va a acatar este plan , no habrá controversia, no vamos a pelearnos, no vamos a dividirnos, no vamos a apostar a la separación, por eso es muy importante que se sepa que el plan aunque ha sido consensuado en lo general, también admite la discrepancia , el derecho a disentir, vamos a estar informando constantemente, hasta que todos sepamos de qué se trata”, concluyó López Obrador.

Print Friendly, PDF & Email

Comments

comments

Publicado por: Redacción Citadina