Cómo una idea pequeña se vuelve un gran éxito

Muchas grandes ideas se descartan porque, de principio, parecen simples modificaciones que no tendrán repercusión en muchas personas. Sin embargo, una idea pequeña puede ser el inicio de un gran éxito.

Y es que a veces la solución de un problema o una innovación resulta de una acción sencilla aparentemente a la vista de todos pero realizada por una persona.

Aquí te dejamos dos ejemplos de cómo las pequeñas ideas se transforman en grandes éxitos.

Cintas para café

Las has usado o por lo menos visto: cintas de cartón para no quemarte con los vasos calientes de café que suelen dar en las cafeterías.

Esta pequeña idea fue inventada por Jay Sorensen, originario de California j, y quien hoy goza de todos los beneficios que su pequeño invento le generó.

Grandes ideas de accidentes

De acuerdo con el portal Vía Empresa, el Java Jacket, como bautizó Jay Sorensen a su pequeño invento, se le ocurrió cuando un mal día se tiró el café encima porque el vaso estaba muy caliente.

Ese día Sorensen pasó por un café luego de dejar a su hija en la escuela, pero el vaso estaba tan caliente que lo soltó sobre sus piernas. Ese día volvió a casa y comenzó a investigar y probar con diferentes materiales hasta dar con la combinación adecuada.

Comments

comments

Redacción Citadina

Publicado por: Redacción Citadina