Cierran alberca olímpica; decenas de niños sin clases de natación

Cierran alberca olímpica; decenas de niños sin clases de natación

Apatzingán Mich.- Por disposición de la presidencia municipal la alberca olímpica de la unidad deportiva “Adolfo López Mateos” cerró sus puertas, por lo que decenas de niños y adolescentes que recibían a diario clases de natación quedaron en la inactividad, no obstante que las autoridades siempre consideraron el deporte como “una prioridad”.

Ante la imposibilidad de entrevistar a funcionarios encargados del inmueble, empleados del mismo dieron a conocer que “se ordenó el vaciado de agua de la alberca debido a que ocupa mantenimiento, pero como no hay dinero para hacerlo, la autoridad tomó la determinación de ya no invertirle sino hasta el 28 de agosto con la finalidad de entregar en condiciones ese espacio a la próxima administración pública municipal”.

Esa determinación ha tenido como resultado que decenas de niños y adolescentes que reciben clase en lo que se refiere a técnicas de natación tuvieran que regresar a sus casas, lo que constituye un acto contrario las recurrentes declaraciones en el sentido de que “el deporte es una prioridad en el gobierno de Apatzingán, ya que aleja a los jóvenes de los vicios y los hace menos susceptibles a las tentaciones de moda que han lacerado a la sociedad”.

La información obtenida por este medio informativo de parte de empleados de la unidad deportiva “Adolfo López Mateos”, cuyas identidades se mantienen bajo reserva para evitar sean sujetos a represalias, señala que cada padre de familia paga 22 pesos diarios por concepto de clases de natación a sus hijos, de los cuales 10 pesos son para el instructor y 12 para la administración del inmueble, es decir, por el uso de la alberca, por separado del pago de dos pesos en taquilla principal como cuota de ingreso al espacio deportivo.

Y no obstante que los padres de familia de cada uno de los 20 alumnos que asisten a recibir instrucción paga 60 pesos semanales por el uso de alberca, la administración esgrime no contar con recursos para ofrecer el mantenimiento adecuado a ese espacio propio para la natación, recurso que de hecho debe estar presupuestado por año, sin depender de los pagos adicionales que realizan los jefes de familia y los involucrados en el aprendizaje.

Por separado de que el gobierno municipal encabezado por Gisel Liera Servín no aplica el dinero presupuestado para el mantenimiento de la alberca, se desconoce el destino que tienen los recursos generados por el pago de cuotas de uso de la alberca, cuyo monto mensual es de cuatro mil 800 pesos.

Hasta el momento, los integrantes del cabildo no han tomado cartas en este asunto que le concierne directamente, ya que se encuentran ocupados en el trámite de emolumentos propios de fin de período, como son bonos especiales y otros beneficios.

Print Friendly, PDF & Email

Comments

comments

Powered by Facebook Comments