Armando Ávila dice adiós a Nissan: El hombre que mexicanizó a la gigante japonesa

Armando Ávila Moreno, vicepresidente de Manufactura de Nissan Mexicana y referente en la industrialización y desarrollo económico de Aguascalientes, ha anunciado su retiro de la compañía automotriz tras 37 años de servicios. 

Nacido en Aguascalientes en el seno de una familia numerosa (tiene seis hermanas y dos hermanos), Ávila es hijo de un ferrocarrilero y una ama de casa, encontrando en ambos el ejemplo del emprendimiento, el trabajo en equipo y el liderazgo.

Ávila Moreno cursó su educación en la escuela Melquiades Moreno y la Secundaria 70, etapa que recuerda con especial cariño por las lecciones que le heredaron las personas que se relacionó.

Siempre me ha interesado mucho el comportamiento de las personas, porque creo que el éxito o fracaso de un negocio va a ser 100% de la gente, no tengo la menor duda. Y el tema es cómo sacar la máxima potencia, todas las virtudes de la gente”, señaló en una entrevista para Líder Empresarial.

“El ITA me forjó como una persona con un alto sentido de responsabilidad, comprometido con la sociedad y con mi familia, haciéndome más consciente de que para alcanzar el éxito se requiere esfuerzo y dedicación”, reconoció.

En las aulas del ITA desarrolló una seguridad para enfrentar los retos que le presentaría su vida profesional, aplicando los conocimientos y habilidades con un pensamiento competitivo, una actitud colaborativa y con ética profesional.

Tras egresar de su Alma Mater, Armando Ávila comenzaría una prolífica carrera profesional, laborando para empresas como Morestana. No obstante, un momento definitorio en su vida fue su ingreso a Nissan en 1983, empresa en la que fincó una carrera tan brillante como completa.

El hidrocálido asumió la responsabilidad en puestos de diversas áreas como Ingeniería, Manufactura y Control de Producción, acumulando experiencia y conocimiento no solamente en los procesos productivos de la planta, sino en toda la cultura de trabajo impulsada por la empresa nipona.

Formé parte de las escuelas de Nissan Motor, en áreas como transmisiones, motores, ensambles de vehículos, entre otras. Pero desde luego, una de las cuestiones que más aprendí y sigo aprendiendo de la empresa es la cultura y filosofía japonesa”, mencionó en una entrevista para Innovación Económica.

Tras más de dos décadas en la compañía, el ingeniero salido del ITA fue nombrado en 2005 como vicepresidente de Manufactura de Nissan Mexicana. Bajo esa posición, Armando Ávila se hizo responsable de todas las operaciones de las plantas de vehículos en México, un puesto que hasta ese año había sido ocupado únicamente por japoneses.

Ávila Moreno considera que la carrera meteórica que ha logrado en la compañía es el reflejo de la confianza que depositó Nissan Mexicana hacia su persona y hacia toda una generación de mexicanos que han dirigido la empresa nipona en el país.

Hemos tenido la oportunidad de mejorar la operación de forma considerable, lo que ha dejado claro que nosotros podemos ser líderes en México. Desde entonces, el grupo directivo es cien por ciento mexicano. Un equipo basado en la alta responsabilidad e integrado por gente muy bien entrenada y con muchos conocimientos…”, ha manifestado.

Con él como vicepresidente de Manufactura, Aguascalientes inauguró en 2013 la planta Nissan Aguascalientes A2, la cual bajo su liderazgo ha sido reconocida como uno de los mejores complejos de la compañía japonesa a nivel global y considerada un ejemplo de manufactura automotriz en todo el orbe.

Esta planta es  responsable de la manufactura de uno de los modelos más emblemáticos de la marca nipona: el Nissan Sentra. Con una capacidad de producción de 588 unidades por día, al cierre de octubre de 2020, Nissan Aguascalientes Planta A2 ha contribuido con un total de 1,204,271 vehículos de este modelo.

Asimismo, la consolidación de las dos plantas productivas de Nissan permitió a Aguascalientes sumarse a nuevos sectores a favor de su desarrollo industrial como la innovación y el diseño tecnológico, brindando una oportunidad de trabajos de alto valor agregado para los hidrocálidos.

Estos resultados pueden explicarse a través de una cultura de trabajo y liderazgo que ha impulsado Armando Ávila: One Team Spirit. 

Una parte muy importante en los negocios es el liderazgo, pero uno que esté fincado en el interés genuino de inspirar a la gente y formar a los equipos; lo que a final de cuentas, nos lleva a crear la sinergia que nos da la fuerza para tener la visión que aplicaremos en el futuro”, compartió a Líder Empresarial.

Tras su designación como vicepresidente de la firma japonesa en México hace más de 15 años, Armando Ávila forma parte de distintos organismos ejecutivos e industriales, como el Comité Ejecutivo de Producción Internacional (IPEC), la junta de Global Nissan Production Way (GNPW) y el Comité Administrativo de las Américas (MC-A).

Además, es fundador del Centro de Desarrollo e Innovación Automotriz de México, y fungió como presidente en el Grupo de Industriales de Aguascalientes (GIA).

Hoy, la empresa anunció el adiós del artífice de la mexicanización de la compañía japonesa, un hombre que a través de su visión y liderazgo impulsó el desarrollo económico e industrial de Aguascalientes.

Print Friendly, PDF & Email

Comments

comments

Powered by Facebook Comments